JUEGO DE TRONOS AL ESTILO PERUANO

Publicada en Publicada en Perú, Política

Juego de Tronos es una serie que ha roto los esquemas en cuanto a producciones televisivas a nivel mundial y su argumento tiene lugar en Poniente, un continente ficticio, donde las estaciones climáticas pueden durar años, y se centra en las violentas luchas dinásticas que surgen entre varias familias nobiliarias por el control del Trono de Hierro.

Es una historia que se viene emitiendo siete años y el concepto de la serie es destacar justamente algunos valores y antivalores que caracterizan el factor humano: la valentía, el amor, los triunfos; pero también está las traiciones, deslealtades, asesinatos, etc. El Juego de Tronos desde mi perspectiva es una serie política medieval, que te muestra toda una parafernalia de acciones y actitudes de la “realpolitik” que conducen (de buena o mala manera), siguiendo la idea de “el fin justifica los medios”, a ostentar y capturar el PODER.

Veo la serie televisiva e inmediatamente lo relaciono con la política peruana, y lo sorprendente es que la política actual del país, es un calco “cuasi perfecto” en cuanto a actitudes y acciones de ciertos personajes de nuestra “fauna política” para obtener los poderes mediáticos.

El poder en el Perú, es como el Trono de Hierro de esta serie televisiva, que viene siendo peleado no por Lords o señores feudales de aquellas épocas, sino por las derechas de nuestro país. En primer lugar, en un bando de nuestro escenario político, está una “derecha pituca y medio light” (el Gobierno), conformada por técnicos acorralados, asimilando el “cómo” gobernar y que observan los problemas del Perú desde los ojos teóricos aprendidos en una Universidad Sanisidrina, Miraflorina o una norteamericana, alejados completamente de sus realidades pragmáticas.

En la otra trinchera de esta batalla medieval, está una “derecha achorada” (la mayoría del Congreso), conformada por “polítiqueros de carroña” con títulos universitarios de Azangaro que miran al país como un botín que les permita obtener sus beneficios sin importar la construcción de un Estado o Nación, no importa si se juntan con los ideologismos extremos. Una “derecha mediocre” que incendia la pradera, pero no tiene los medios para apagar ese fuego, al contrario; son profesionales en revivirlo. Es decir, una “oposición medieval” que solo crítica y desestabiliza, mas no propone ni da equilibrio a este débil Estado.

Lamentablemente, en este Juego de Tronos al estilo de la política peruana, los que venimos perdiendo olímpicamente somos nosotros, los súbditos de los “24 reinos”. Los que nos “comemos” las acciones y actitudes de ciertos Lores (llámese Presidentes, Ministros, Congresistas, candidatos y demás actores políticos) que vienen generacionalmente carcomiendo a nuestra sociedad. Estas “derechas” de nuestro país que nos han venido gobernando, están llevando cada día al descalabro de este país histórico y milenario.

Que infortunado nuestro país, que en un inicio era gobernado por Incas y señoríos regionales, masificando nuestra inteligencia y grandeza por varios países actuales; y hoy nos cambiaron a ser gobernados por “Lores de derecha” que practican por un lado el juego de la “política apitucada” y por el otro lado está la “política achorada”.

Juego de Tronos es el calco del Perú en una serie televisiva, solo falta los dragones y los muertos vivientes, aunque creo que estoy equivocado; la oposición del Congreso ya “bota” fuego en cada intervención mediática (si o no Becerril); y algunos Ministr@s, son casi “muertos vivientes” que deambulan junto al Presidente. ¡Estamos viviendo esta realidad imaginada del Juego de Tronos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *