UN DESAFÍO PLANETARIO: LA IMPORTANCIA DE QUEDARSE EN CASA

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Educación, Mundo, Perú, Sociedad

Es en estos momentos de emergencia de salud a nivel mundial, la importancia de quedarse en casa, por eso insto y exhorto a todos ustedes, a los amazonenses, hacer caso las disposiciones que ha emitido el Gobierno a través de su último Decreto Supremo. Estamos en una situación que ha puesto a prueba a nuestro planeta, y es necesario que cada uno de nosotros, como Homo Sapiens Sapiens, seamos responsables en esta situación de emergencia sanitaria, seamos sobretodo RACIONALES, sigamos las indicaciones de los Canales Oficiales de Comunicación. No es momento de implantar nuestros egoísmos o de criticar a nuestros congéneres o al mismo gobierno, es momento de ser SOLIDARIOS Y EDUCADOS, respetando la institucionalidad del país.

Somos un país que ha tenido este tipo de situaciones y lo hemos superado, me acuerdo de la enfermedad del Cólera, por ejemplo. Hemos tenido convulsiones sociales, el terrorismo; hemos superado terremotos, inundaciones y fenómenos climatológicos. Pero esta situación del Coronavirus, no solo está poniendo a prueba al Perú, sino al planeta entero. Les aseguro que se vienen más desafíos grandes y lo estamos viviendo, el Dengue es uno de ellos en nuestro país, y el cambio climático que lo estamos viviendo cada día.

Esta es una lucha del hombre, de nosotros los peruanos y amazonenses con nuestros propios temores e irracionalidades. Un desafío grande a la humanidad para mostrar su RACIONALIDAD. Hagamos caso y respetemos a las normas y reglas que nos implementan, es por un bien superior. No estamos acostumbrados a esto, pero a veces hay que interponer por encima de los derechos individuales, LOS DERECHOS COLECTIVOS.

Todo esta situación acabará si nosotros tomamos conciencia de la situación que vivimos. Nada de mofas, nada de burlas, nada de criolladas o la ley de “más pendejo”; respeto al prójimo, respeto a la autoridad, respeto al país. Por alguna vez en la vida, SEAMOS SOLIDARIOS CON NUESTRO PAÍS, SEAMOS SOLIDARIOS CON NUESTRAS PERSONAS MÁS VULNERABLES…SEAMOS SOLIDARIOS CON NOSOTROS MISMOS.

Hagamos caso las recomendaciones de nuestras autoridades regionales y municipales, y debemos exigirles que implementen acciones concretas ante esta situación y EXIGIR sanciones respectivas para aquellos ciudadanos que no cumplen con las normas implementadas, sancionar a aquellas empresas y negocios que encarecen los productos de primera necesidad aprovechando esta coyuntura crítica de salubridad. Apoyemos a nuestras autoridades para hacer cumplir sus acciones y sanciones, todos debemos ser solidarios en estos momentos. No ESPECULAR con los precios, no ser inmisericordes con la pobreza económica de nuestra gente. ¡Exijamos a nuestras autoridades hacer respetar las normas implementadas!

¡La Vida está en Juego!, dejemos por un momento de ser homocéntricos y egocéntricos, y sintamos ser parte de un planeta más humano, de un país más responsable y de un Amazonas más solidario.

#YoMeQuedoEnMiCasa

LA DESIGUALDAD EN AMAZONAS: CONDORCANQUI EL MÁS POBRE, CHACHAPOYAS EL MÁS RICO

Publicada en 4 comentariosPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Economía, Perú, Política, Sociedad

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), acaba de presentar su nuevo “Mapa de la Pobreza Provincial y Distrital 2018”, reemplazando a su antecesor del año 2013. Este mapa, constituye una herramienta indispensable para la toma de mejores decisiones de autoridades e instituciones públicas y privadas para mejorar la calidad de vida y bienestar social de las poblaciones, y facilitar también la definición de prioridades para la eficiente asignación de recursos públicos.

Este nuevo Mapa de la Pobreza 2018, toma en cuenta el enfoque monetario de la pobreza, que considera como pobres monetarios a aquellos individuos que residen en hogares cuyo gasto per cápita mensual está por debajo del valor de una canasta de productos (líneas de pobreza) que permite satisfacer las necesidades mínimas. Es decir, por debajo de los 344 soles per cápita mensual.

Es indudable que, partiendo de este nuevo Mapa de Pobreza y comparando con su antecesor del 2013, de los 1,874 distritos del país, en 1,119 distritos (59,7%) disminuyó la incidencia de la pobreza monetaria. Los distritos con cambios significativos en la disminución de la pobreza monetaria se encuentran en la Sierra Centro, Sierra Sur, Sierra Norte y en la Selva. El número de distritos con una incidencia de pobreza de 60% a más es de 116 en el Mapa   2018, y 495 en el Mapa 2013.

Si en el Mapa de Pobreza del 2013, el Distrito de Curgos en La Libertad encabezaba la lista de los distritos más pobres del país, ahora esa condición se ha trasladado al Distrito de Uchuraccay, en la Provincia de Huanta, Ayacucho. Este distrito ahora se ha convertido en el más pobre del país. Cabe resaltar que, dentro de los 20 distritos más pobres del Perú, 16 de ellos se encuentran en Cajamarca, departamento donde se encuentra una de las minas de oro mas grandes y productivas del mundo, ¡QUE CONTRARIEDAD!, 3 están en Ayacucho y 1 en Huancavelica.

Analicemos la POBREZA 2018 EN AMAZONAS. Empezaremos diciendo que la Provincia de Condorcanqui está entre las 10 provincias más pobres del país, EN EL SÉPTIMO LUGAR, y eso es lamentable para las políticas públicas regionales. La provincia más pobre del Perú es San Pablo, en Cajamarca. Hay algo positivo que resaltar en nuestro departamento, el distrito El Cenepa (Condorcanqui) que en el 2013 estaba entre los 20 distritos más pobres del país, ahora ocupa el puesto 91. Según estos datos, la pobreza ha disminuido en El Cenepa.

Es más, Amazonas cuenta con 08 distritos ubicados entre los 200 distritos más pobres del Perú, dos ubicados en la provincia de Condorcanqui (El Cenepa y Río Santiago), cinco en Luya (Santa Catalina, Pisuquia, Lónguita, Cocabamba y San Juan de Lopecancha) y uno en Chachapoyas (Sonche). Por otro lado, cabe anotar que 15 distritos amazonenses están entre los 300 distritos más pobres del país de un total de 1,874 distritos a nivel nacional.

Analizando el Mapa de Pobreza 2018 en Amazonas, observamos que, dentro de los 20 distritos más pobres de nuestro departamento de un total de 84, la Provincia de Luya alberga a 11 de los distritos más pobres de Amazonas, siendo el distrito de Santa Catalina el segundo más pobre del departamento después de El Cenepa. Condorcanqui alberga 03 distritos pobres dentro de los 20, dentro de ellos está El Cenepa, el distrito más pobre de Amazonas. La Provincia de Chachapoyas alberga 03 distritos pobres dentro de estos 20, siendo Sonche su distrito más pobre y ubicado entre los 7 más pobres de Amazonas. Bongará cuenta con uno (Corosha), Bagua con uno (Imaza) y Rodríguez de Mendoza con uno (Vista Alegre).

La mejor calidad de vida y la distribución de los mejores beneficios públicos, se materializa en Amazonas en el Distrito de Chachapoyas que encabeza como el distrito menos pobre de Amazonas (en el puesto 1,747 de 1,874 distritos, mucho más rico que varios distritos de Lima), seguido por el Distrito de Bagua, en la Provincia del mismo nombre. Recordemos que estos distritos cuentan con los mejores servicios públicos por ser Chachapoyas capital de nuestra región y el Distrito de Bagua uno pujante económica y socialmente.

Sin duda alguna, analizando y comparando con el mapa de Pobreza Distrital y Provincial del 2013, nuestro departamento ha tenido mejorías en cuanto a la pobreza monetaria 2018. Hay distritos que han mejorado sus indicadores de pobreza como El Cenepa, por ejemplo, que ha pasado de los 20 distritos más pobres del país, a ocupar hoy el puesto 91. Mucho de esta mejoría, que por cierto NO ES UN DERROTERO para decir que las cosas han mejorado en Amazonas en cuanto a pobreza; se debe sin duda alguna, al esfuerzo del gobierno central para implementar sus políticas publicas de lucha contra la pobreza, sin dejar de ser mezquinos con los Gobiernos Regionales de turno, que de alguna manera han facilitado y apoyado los esfuerzos que viene realizando las políticas públicas nacionales.

Un análisis coherente, todavía muestra que en Amazonas estamos en el sótano en cuanto a pobreza. A pesar de nuestras vastas potencialidades en turismo, ecología, agropecuaria y cultura; todavía no podemos dar el “gran salto” hacia el desarrollo disminuyendo los indicadores de nuestra pobreza generacional, los 11 distritos más pobres de Amazonas ubicados en Luya y El Cenepa en Condorcanqui, es el reflejo de ello.

Este nuevo “Mapa de la Pobreza”, nos sigue “golpeando” las fibras más sensibles, afectando la calidad de vida de las personas más vulnerables. Somos todavía un departamento con altos índices de pobreza, y este mapa debería significar un reto para nosotros los amazonenses y sus autoridades, y es justamente visionar nuestro bicentenario con menos pobreza y más igualdad.

AGRADECIMIENTO: ¡LUYA SE LEVANTÓ!, MI PUEBLO FUE ESCUCHADO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Política, Sociedad

Esta es la oportunidad para agradecer y reconocer en nombre del Frente de Apoyo de la Provincia de Luya, Residentes en Lima, y el mío propio; el valor y compromiso de mis paisanos luyanos y de los amazonenses, que nos acompañaron en nuestra marcha pacífica, exactamente hace una semana, el jueves último.

Gracias y un reconocimiento a ti mujer luyana, que dejaste tus actividades en el mercado, en tu centro comercial, en tu chacra o en tu hogar para acompañarme en esta lucha por nuestros derechos; gracias a ti valeroso y guerrero luyano, que priorizaste hacer respetar tus derechos con tu voz y puño en alto, reclamando en las calles un derecho justo y postergado.

Gracias por el compromiso guerrero que tuvieron todos ustedes, hombres y mujeres de nuestra provincia; nuestros gritos y brazos en alto en las calles de Chachapoyas, han puesto en alerta a los que ostentan el poder político en Amazonas. ¡Ya no más un pueblo sumiso!, siempre haremos valer nuestros derechos y exigencias para cerrar las grandes brechas de pobreza y exclusión de nuestro Amazonas. ¡Los protagonistas de esta lucha siempre siguen siendo ustedes!

Gracias infinitas a las fuerzas y organizaciones sociales de Luya por ser parte de esta lucha. Mi reconocimiento a las Rondas Campesinas de Luya y pueblos de alrededores que, con trabajo disciplinario y abnegado, pudimos hacer escuchar nuestras voces en nuestra capital departamental. Gracias ustedes, grandes amigos, de la Asociación de Transportistas, a los cuales reconozco su valentía y compromiso que, dejando de llevar un plato de comida a sus hogares, se sumaron a esta marcha.

Un agradecimiento a las empresas, centros comerciales y familias de Luya y Lamud, que colaboraron de alguna manera, para adquirir pancartas, refrigerios y otros para poder operativizar esta movilización. Infinitas gracias a ustedes que hicieron posible hacernos escuchar.

Esta lucha que lo venimos haciendo desde el 2018, cuando se paralizaron las obras en nuestra carretera Cáclic-Luya-Lamud, ¡¡¡CONTINÚA!!! Mientras no veamos nuestra carretera concluida, nosotros estaremos ATENTOS Y VIGILANTES SIEMPRE, tal como lo venimos haciendo desde Lima. Personalmente, y ustedes me conocen, siempre estoy al tanto de lo que sucede en mi provincia y Amazonas, no solamente dando a conocer los problemas, sino tratando de dar soluciones y propuestas.

En las reuniones que hemos sostenido con los funcionarios del Gobierno Regional de Amazonas, en las que nunca estuvo presente un representante de Proamazonas; hemos sostenido valientemente nuestra postura: que no hay presupuesto para nuestra carretera, y la comunicación desde el GOREA es pésima. ¡Y NOS DIERON LA RAZÓN! El Gerente General SE HA COMPROMETIDO que dentro de un mes se tendrá el presupuesto de nuestra carretera, y que se hará los cambios necesarios de funcionarios, que han conllevado a esta lamentable situación. Estamos contando los días.

Luyanos y amazonenses, nosotros desde donde estemos, vamos a estar ALERTAS Y VIGILANTES, analizando la documentación y siguiendo las acciones de gestión que venga realizando el Gobierno Regional. Si las acciones y peticiones que hemos realizado al GOREA, y en un mes seguimos en un “status quo”, téngalo por seguro que nuestra marcha YA NO SERÁ PACÍFICA, tomaremos otras medidas de alcance regional y nacional para que nuestras voces sean escuchadas.

Nosotros vamos a APOYAR LAS ACCIONES que viene realizando el GOREA para nuestras diversas problemáticas y proyectos, es más; NOS COMPROMETEMOS A ACOMPAÑARLOS Y APOYARLOS TÉCNICA Y POLÍTICAMENTE, estamos capacitados para ello.

¡Gracias pueblo luyano y amazonense, y siempre estar alertas!

ESTA ES NUESTRA LUCHA, UN SOLO PUÑO, UN SOLO CORAZÓN

ELECCIONES 2020. “EN SERIO: LA POLÍTICA EN EL PERÚ NO TE ABURRE”

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Perú, Política

En nuestro país, la política no te mata de aburrimiento; quizás de cólera y rechazo sí; pero en su informalidad y su variedad de partidos y personajes, esta el gusto para no morir de aburrimiento político. Las últimas elecciones extraordinarias al Congreso son muestra de ello. Vamos a tener un Congreso fragmentado, multidiverso, como el Perú mismo. Es un Congreso que, a la luz de los hechos, facilitará las cosas al presidente Vizcarra (éste como uno de los ganadores), si es que de una vez plantea políticas ejecutivas para el desarrollo del país. En su fragmentación está la necesaria búsqueda de consensos. ¡Ya no hay a quien echarle la culpa de las torpezas ejecutivas!

Por otro lado, he visto mucho voto de protesta en estas elecciones; un voto contra el “establishment político tradicional” transfigurado en una contundente representación parlamentaria del Frente Popular Agrícola FIA del Perú (FREPAP); ¡sí, ese partido olvidado de los “barbudos”!, que estoy seguro que sin el sufragio de aquellos/as, que tenían temor al voto nulo/blanco porqué facilitaría una representación a los partidos tradicionales como el APRA, PPC o Solidaridad Nacional; quizás sin ese voto, el FREPAP no pasaba la valla electoral; hubiese tenido su voto duro y religioso para sacar menos de 7 congresistas, que no hubiesen asegurado su representación en el actual Congreso. Hay todo un análisis antropológico y sociológico con el FREPAP; un partido de patriarcados, religiones y cosmovisión andina.

Otra percepción que tengo sobre el voto de protesta, es lo sucedido con Unión por el Perú de Antauro Humala y Podemos de Urresti; una clara muestra del rechazo a la política tradicional del país caracterizada por la corrupción y el gozo de los privilegios. ¡Amigos, Urresti es el más votado! Estos votantes y su rechazo comentaban en las colas: “Prefiero votar por FREPAP o Antauro, que por los mismos de siempre”. Este es el estigma de la “depreciación” política que nos han dejado los partidos tradicionales y los recién formados, que no supieron HACER POLÍTICA.

Dos grandes ganadores en estas elecciones: Acción Popular con una “ganancia a corto plazo”, tienen el mayor número de congresistas, pero sus claras diferencias internas por liderar el partido de Belaunde entre los “blanquitos limeños” (García Belaunde, el encubierto del Fujiaprismo, Alfredo Barnechea, el alcalde Jorge Muñoz y Raúl Diez Canseco) y los “provincianos cobrizos” (Yonhy Lescano, Mesías Guevara y líderes provincianos); será un escenario de mediano y largo plazo, que si no lo saben llevar adecuadamente, disminuirá sus posibilidades políticas y electorales hacia el 2021. La otra fuerza ganadora son los hermanos Acuña (César y Virgilio); que lograron encumbrar un importante número de representantes con sus partidos Alianza para el Progreso y Unión por el Perú; respectivamente. El primero, es sabido su fuerza y continuismo político a nivel municipal y regional, allí está su amplio respaldo; y Unión por el Perú, un partido liderado políticamente por Antauro Humala y sus “reservistas” y económicamente por Virgilio, el hermano del patriarcado Acuña, que se alejó de Alianza para el Progreso. Sin duda las posturas políticas de Antauro, y su posicionamiento en el sur peruano, abandonada por la izquierda de Verónica; fue un apreciable néctar para ese voto de protesta y su subsecuente respetable representación en el nuevo Congreso.

Los perdedores sin duda, son aquellos partidos y líderes conocidos que, en los últimos 10 años, han hecho de la política un botín para relaciones de corrupción, obstruccionismo, blindajes y privilegios; encarnados en Fuerza Popular y el APRA, y acompañados por los partidos/líderes como Contigo, PPC o Solidaridad Nacional. Ha perdido olímpicamente la derecha conservadora de Martha Chávez y Rosa Bartra; han perdido los Fujimori. Ha sido derrotado un partido sólido “que antes fue”, como el APRA, por sus constantes relaciones y apoyo a la corrupción, el blindaje y los privilegios. Lo que algún día fue el Pensamiento de Haya de la Torre, ese, fue sepultado por el accionar de Mauricio Mulder y compañía. ¡Esperemos que regrese el PARTIDO de Haya de la Torre! Ya no quiero nombrar las derrotas contundentes de las Vilcatomas, Heresi, Sheputs y aquellas ideas trasnochadas que manifestaban acabar con los gays o cerrar el MINEDU porque es la propia Sodoma y Gomorra.

Con el Partido Morado ha sucedido lo que últimamente sucede con los partidos que ingresan a la lid política. Hace un mes posiblemente aseguraban mínimo tener 30 representantes en el Congreso, o quizás más; pero las denuncias “estratégicamente aparecidas” (obra de la oposición conservadora) y conocidas contra sus líderes como Julio Guzmán y Daniel Mora; sumado a ello, la limitada visión y estrategia política, propia de un partido nuevo; hizo que, en las últimas dos semanas, las pretensiones de una importante representación parlamentaria, se configure a menos de solo 10 congresistas electos. Quizás el daño mayor hacia los morados, esté pensando en las elecciones hacia el 2021; un desafío político que se tiene que analizar a nivel de un liderazgo en este partido, para encumbrar una candidatura presidencial que compita.

Las izquierdas y su mal endémico desde hace décadas: SU DIVISIÓN MANIFIESTA. Al respecto, ya realicé un análisis exhaustivo (visiten mi página web), dónde recomiendo la unión de las mismas. A pesar de ello, están llegando al nuevo Congreso para equilibrar los poderes, pero es de suma necesidad la reestructuración de las izquierdas en búsqueda de un liderato único, camino hacia la presidencia del 2021. Se saluda nuevamente la presencia del partido del ex alcalde Alberto Andrade, Somos Perú; esperemos que sus representantes tengan propuestas coherentes.

Un acápite breve de lo sucedido en mi departamento de Amazonas. Virtualmente nuestros representantes serán del Frente Amplio y el médico Absalón Montoya; y de Somos Perú el docente Grimaldo Vásquez. Tienen grandes desafíos para apoyar y facilitar el desarrollo de Amazonas, sobre todo en el sector salud y educación, que ellos ampliamente conocen. Ambos representando la mayor fuerza laboral pública de Amazonas: los servidores médicos y los docentes. Por otro lado, también observó en Amazonas la clara segmentación electoral que tienen las provincias del norte, ya que, a pesar de tener el mayor numero de electores, dispersan su voto en un sinnúmero de candidatos y/o líderes que tienen sus propias ambiciones y pretensiones políticas personales, y no logran consensos políticos para tener un candidato único que aglomeren a su envidiable alto número de electores, y aseguren mínimamente un representante.

¡LA POLÍTICA ES DE CONSENSOS Y NO DE DIVISIONES! Por eso esperamos que nuestros dos representantes elegidos, que ampliamente tienen similitudes en sus ideales y propuestas, nos representen adecuadamente en el Congreso, tanta falta nos hace tener VOCES ACTIVAS en el parlamento que sean los parlantes de las exigencias y esperanzas de todos nosotros los amazonenses. Desde esta tribuna: ¡MUCHA SUERTE Y APOYO A ELLOS!

CARTA DEL DR. FEDERICO KAUFFMANN DOIG A ELMER TORREJÓN PIZARRO, A PROPOSITO DE KUELAP

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Cultura, Desarrollo Regional, Educación, Perú

Lima, 08.01.2020

Estimado Elmer:

Lo felicito por su valiente escrito de defensa del valioso patrimonio cultural que hemos heredado de los antiguos peruanos, en particular al problema que atraviesa nuestro Kuélap.

En el caso que atañe a este monumento, en cuanto a lo referido a su actual estado de conservación deplorable, debemos recordar que, durante siglos, desde que fue construido, sus murallas no sufrían daño.  La desgracia se inició tan solo hace medio siglo, cuando con “fines turísticos” la vegetación arbórea que prosperaba sobre las dos plataformas terminó siendo talada.

Aquello obstruyó los sumideros aún detectables y que por canales subterráneos evacuaban el agua de la lluvia.  Todo esto debido a que después de la tala, en el transcurso del tiempo se formó un grueso estrato de tierra originado por la hojarasca, que terminó por clausurar los mencionados sumideros.

Es de esta manera que el agua de las lluvias de los últimos decenios, al caer sobre las plataformas y carecer como originalmente de los ductos que permitían el drenaje, al filtrarse han ido dilatando el interior de las plataformas conformado por tierra y piedras.

Como consecuencia la masa interior de las plataformas comenzó a presionar las murallas que las circundan.  Esto de tal manera que sectores de las murallas comenzaron a colapsar, como quedó expuesto tan solo en los últimos 3 – 5 decenios.  Aquello lo evidencia una comparación de fotografías y dibujos antiguos de Kuélap, con la deplorable imagen que hoy ofrece lo que fue un soberbio monumento del pasado ancestral de los chachapoyas.

Los sectores de las murallas que comenzaron a colapsar hace unos 50 años, han venido siendo reconstruidos.  Pero lo remendado ha vuelto a derrumbarse debido por las razones ya expuestas, y estos y otros tramos seguirán colapsando una y otra vez mientras no se tenga habilitado el sistema de drenaje que inteligentemente emplearon los antiguos.

Concluyo por lo expuesto en estas líneas, que la destrucción de Kuélap o Kuélape solo puede detenerse cuando se disponga de un plan maestro elaborado por expertos y luego de haber sido puesto a revisión de la Unesco.

Estimado amigo Elmer Torrejón, nuevamente mis felicitaciones por emprender la cruzada que permita salvar de la destrucción este grandioso monumento de nuestra cultura, sólo equiparable con nuestro Machu Picchu.  Como usted remarca, es sensible la incompetencia demostrada por las autoridades del Ministerio de Cultura.  En efecto, particularmente ahora que Sonia Guillén ha sido nombrada Ministra de Cultura, arqueóloga que cometió una inconducta cuando todavía funcionaba el INC, al presente Ministerio de Cultura; la misma que fue puesta al descubierto por los auditores del Ministerio de Educación (Informe Nº 019-97-OAI/UCF) y que costó la destitución del entonces Director del INC así como del Director General de Patrimonio Cultural.  Como sabemos Guillén ha sido designada para ocupar el cargo, amparada directamente por el Presidente Vizcarra, a dedo y por lo mismo sin que tomara en cuenta que en nuestro país contamos con profesionales calificados.

Estimado Elmer, una vez más lo felicito por su clamor de denunciar que nuestro patrimonio peligra por la inacción del Ministerio de Cultura, en particular el monumento de Kuélap.  Y por favor salúdeme a su padre, mi estimado amigo Marino, quien brindó valioso apoyo a una de nuestras expediciones arqueológicas cuando transitaba por Luya.

Lo saluda atentamente,

Federico Kauffmann Doig

LA CULTURA EN EL PERÚ ESTÁ POR LO SUELOS

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Cultura, Educación, Perú, Política, Turismo

El Perú posee ingente diversidad cultural, que es la envidia sana en el mundo. Sus manifestaciones patrimoniales encumbradas en Machupicchu o Kuelap, y su cultura viva perennizada generacionalmente en sus 55 pueblos indígenas u originarios del ande y la amazonia, con diversas manifestaciones culturales y étnicas; son la huella histórica que hace de nuestro país, único y exclusivo en cuanto a civilización y desarrollo cultural. Ya quisieran otros países tener esta variedad cultural para saber aprovecharlas hacia un desarrollo social e igualitario. A pesar de esta valiosa riqueza cultural, a pesar de este potencial heredado y construido socialmente, concentrada en nuestro Perú; la cultura en el Perú, está por los suelos, es la última rueda del coche en cuanto a inversión y desarrollo nacional.

Veamos, históricamente el presupuesto público nacional asignado al Sector Cultural, ha sido uno de los más bajos en las “tablas económicas” del MEF. Para observar el presupuesto a Cultura en una tabla presupuestal, les sugiero siempre empezar a buscarlo desde abajo, dónde están los sectores que reciben menos presupuesto, como Cultura, Deporte o Trabajo, donde están los peores sectores en cuanto a asignación presupuestal.

Así, por ejemplo, el año pasado el Sector Cultura y Deporte (para colmo de males el MEF comparte el presupuesto de cultura con la inversión en deporte), contó con un presupuesto de 3,160 millones de soles y para este 2020 se ha proyectado para este sector un presupuesto de un poco más de 1,314 millones de soles; es decir, el presupuesto de Cultura para este 2020, se ha reducido en un 140 % en comparación al año 2019. Hay que sumar a este bajo presupuesto asignado, la poca capacidad de gasto que ha caracterizado al Sector Cultura.

¡Algo está fallando en nuestro país! Queremos ser una potencia turística en Latinoamérica, pero la inversión en Cultura es paupérrima; queremos atraer más turistas extranjeros a conocer nuestra diversidad étnica, pero los pueblos originarios viven en pobreza extrema y desigualdad, y sus niños mueren por anemia o desnutrición. Queremos ser la “vedette” en turismo arqueológico, pero Kuelap se está cayendo por la incapacidad de sus funcionarios de Turismo y Cultura para poder reflotarlo. En suma, queremos “forzar” un desarrollo turístico peruano, obviando la investigación, reconstrucción y conservación de nuestros principales patrimonios culturales.

¡Algo está fallando! Porque estamos viendo prioritariamente los ingresos económicos (en dólares por si acaso) que nos pueda dar el Turismo, y creemos que, si recibimos más turistas, es crecimiento y desarrollo; pero lamentablemente los recursos arqueológicos en el Perú, en su mayoría, no cuentan con un simple Plan de Investigación; es más, no existen señalizaciones para llegar a ese patrimonio. Aplaudimos la construcción de un Teleférico hacia Kuelap, para atraer más turistas y mejorar sus condiciones de visita; pero no nos fijamos el abandono que produjo en los pueblos circundantes que invirtieron para recibir turistas; ya nadie visita esos pueblos, ni invierte en ellos. Aplaudimos y nos vanagloriamos, de las danzas amazónicas que hacen bailar y vibrar a los turistas que visitan un pueblo originario de Loreto o Ucayali, pero cuando deja de sonar esa flauta y tambor, ese hombre o mujer amazónica tiene que regresar a subsistir en sus chacras.

La inversión en Cultura en el Perú, históricamente ha sido excluida e invisibilizada, ha sido mirada con “ojos mercantilistas” que con “ojos de sostenibilidad”. Necesitamos cambios estratégicos y estructurales en el Sector Cultura, y esperemos que la nueva Ministra los impulse. Dejemos de lado ese razonamiento burocrático que ha sido siempre: “¿para que invertir en la reconstrucción de ruinas?, mejor invirtamos en teleféricos”. La respuesta racional y pensando en un desarrollo sostenible de la Cultura sería: “Cuándo no haya más Kuelap o comunidades Shipibo-Conibo que admirar y visitar, esperamos que los gobiernos de turno sigan pensando en Turismo”.

NUESTRO RETO: DESARROLLO HUMANO E IGUALDAD EN AMAZONAS

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Economía, Educación, Perú, Política, Sociedad

Recientemente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD presentó un informe sobre el Índice de Desarrollo Humano (IDH) en el Perú 2019, donde se muestra un conjunto de indicadores que permiten entender mejor las transformaciones ocurridas al interior de nuestro país. Este IDH se ha elaborado bajo un enfoque de desarrollo humano multidimensional.

El Índice de Desarrollo Humano es una medida que consigna los avances que tiene el país en cuanto a su desarrollo, teniendo en cuenta indicadores de la esperanza de vida al nacer, los conocimientos aprendidos en la escuela y el ingreso familiar per cápita. Estos datos nos permiten conocer los ingresos económicos en un país y evaluar si es que se está ampliando las oportunidades para que cada persona pueda vivir una vida plena, donde puedan desplegar todo su potencial. El índice IDH aporta valores entre 0 y 1, siendo 0 la calificación más baja y 1 la más alta.

Entre el periodo 2003 y 2019, el Perú ha progresado sosteniblemente en cuanto a desarrollo humano, creciendo a una tasa acumulada de más del 60%, pero eso no ha significado que existan diversos territorios cuyas potencialidades no se explotan en su totalidad, conllevando a que existan brechas en cuanto a desarrollo humano, principalmente debido a desafíos estructurales que los caracterizan, como el piso altitudinal, la baja densidad poblacional y/o su nivel de diversificación productiva.

Veamos algunos indicadores, la distancia entre en desarrollo humano entre el distrito con mayor IDH (La Molina, Lima) y el de menor IDH (Lagunas, Piura) es de 1 a 9. En materia de logro educativo (número de años acumulados), la distancia entre el distrito de mayor éxito (La Molina, Lima) y el de menor (Uchuraccay, Ayacucho) es de 1 a 7. La diferencia vinculada al ingreso familiar es la que presenta la mayor brecha, siendo esta de 1 a 40 entre los distritos de Lince, Lima (en primer lugar) y Achaya, Puno (último lugar). Como se observa, las brechas para cerrar aún son profundas, estructurales, y están condicionadas por el territorio donde se desarrollan las comunidades.

En general, los departamentos predominantemente amazónicos como Ucayali, Amazonas y Loreto se encuentran en los últimos lugares y con los peores índices de acceso de sus poblaciones a servicios básicos, que son fundamentales para alcanzar y promover desarrollo, ya que la falta de uno de ellos afectaría al desarrollo. Lastimosamente esta situación no se ha movido en 10 años (2007 a 2017). 

Analizando a nuestro departamento, Amazonas, lamentablemente desde el 2003 sigue ubicado en el tercio inferior de departamentos con el peor índice IDH junto a Ayacucho y el último Huancavelica. Amazonas está entre los tres últimos departamentos con el peor IDH con una cifra de 0.418 (Lima el mejor ubicado tiene 0.707 y Huancavelica el peor ubicado tiene 0.384). Es decir, Amazonas tiene uno de los peores índices de desarrollo humano en cuanto a esperanzas de vida al nacer, educación e ingreso per cápita; y esta situación NO es que apareció últimamente, esta problemática lo venimos arrastrando desde hace varias décadas.

Analicemos a nivel de provincias amazonenses. La provincia mejor ubicada en Amazonas es Chachapoyas, ubicada en un segundo quintil a nivel nacional con un IDH que fluctúa entre 0.5231 y 0.6243. Las provincias de Bagua y Utcubamba están ubicadas en el tercer quintil con un IDH que se ubica entre 0.4219 y 0.5231; las provincias de Luya, Rodríguez de Mendoza y Bongará están ubicadas en el penúltimo y/o cuarto quintil con un IDH que se ubica entre 0.3207 y 0.4219. Nuestra provincia de Condorcanqui es la peor ubicada en un quinto quintil, con un IDH que fluctúa entre 0.2196 y 0.3207.

Analizando esta situación de nuestras provincias, consideramos que Chachapoyas tiene una ventaja para tener un mejor IDH, por ser un territorio donde se concentra la burocracia del sector público, y por ende existe una atención privilegiada que históricamente ha recibido del Estado y del mercado. Lo mismo diríamos de Utcubamba y Bagua, que su ubicación de segundos mejores de índice IDH en Amazonas, se debe principalmente a su dinámica productiva y comercial que ha crecido en las últimas décadas. Sus dos grandes ciudades, Bagua Grande y Bagua Capital, concentran a la mayoría de población, con acceso privilegiado a servicios diversos, todavía con algunas brechas a solucionar en cuanto a infraestructura básica.

Luya, Rodríguez de Mendoza y Bongará, lamentablemente son territorios que no tienen acceso a servicios básicos del Estado que son la base para la construcción del desarrollo humano. Mantienen una producción primaria sostenidas en una agricultura y ganadería incipiente. Además, debemos pensar en la calidad de los servicios y cómo estos se adaptan a las características sociales, ambientales y geográficas de cada territorio de estas provincias. Por último, nuestra siempre excluida y sufrida Condorcanqui, con el peor índice IDH, debido principalmente a que sus comunidades alejadas, mantienen todavía su producción y sistema de vida atados a la producción agrícola que solo les permite satisfacer sus necesidades vitales. Junto al autoconsumo, recurre a modalidades de intercambio para acceder a bienes no “baratos”, sino primarios y elementales.

Como se observa, muy poco o casi nada han hecho nuestras autoridades regionales y locales que nos han venido gobernando en cuanto a políticas públicas y gestión hacia el desarrollo. Seguimos instalados en el fondo en cuanto a desarrollo humano en el Perú.

A pesar de los avances sociales y económicos logrados en las últimas décadas en nuestro país, el limitado y desigual desarrollo humano sigue siendo una de las características más presentes en el territorio peruano. Grandes brechas que tienen que cerrarse camino hacia el Bicentenario. Amazonas sigue siendo un departamento con uno de los peores Índices de Desarrollo Humano, y un departamento muy desigual si tomamos en cuenta que existe inmensas brechas en cuanto a la presencia de los servicios del Estado configurado por ejemplo entre sus provincias extremas: Condorcanqui frente a Chachapoyas. Esto demuestra claramente que, desde los congresistas, autoridades regionales y locales de Amazonas, es necesario hacer un esfuerzo mayor y acelerar la implementación de soluciones para alcanzar el reto del desarrollo humano y la igualdad.

¡GRANDES RETOS PARA NOSOTROS LOS AMAZONENSES!

LA IZQUIERDA PERUANA EN SU LABERINTO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Perú, Política

¡SOY DE IZQUIERDA!, porque nací en un seno sindicalista. Desde muy niño, mi padre me enseño la “lucha” en las calles, la lucha por la justicia y la igualdad. Sutepista él, combatía en la época de los 70 y 80 junto con los maestros amazonenses, reivindicando los derechos de los profesores; bajo el manto ideológico de la Izquierda Unida (IU). Yo estaba allí, junto a mi padre, en las calles, apoyándole con mis gritos de infante, con mi sombrero de paja que decía SUTEP-IU, enarbolando las demandas justas de un sector que históricamente vivió marginado; aprendiendo los sinsabores de un Estado mediocre, desigual y opresor. Conociendo y formándome en las calles, aprendiendo de los maestros la ideología izquierdista que ahora es una utopía. ¡Alfonso Barrantes y Horacio Zeballos, lamentablemente ya no están más con nosotros!

El panorama actual de la izquierda peruana es preocupante y lúgubre, y esto deviene desde hace tres décadas. Vivimos marginados de la política peruana, envidiable y muy diferente a otros países como Brasil, Chile, Bolivia, Ecuador o Argentina donde sus izquierdas en las últimas décadas hasta ponen Presidentes. Estamos encapsulados en divisionismos innecesarios y sin sentido, donde aparecen “grupitos” con líderes ficticios sin ninguna relevancia política, menos constructores o formadores de ideología o política de masas; que han convertido a la izquierda en un “fantasma” que ahuyenta seguidores. En una izquierda que se ha “desenchufado” con los sectores más vulnerables, con el pueblo en general.

La izquierda ya no es más esa poderosa maquinaria política que batallaba democráticamente el sillón presidencial junto a las masas sociales, ya no es la izquierda con alcaldes o autoridades en los pueblos y departamentos elegidos mayoritariamente. Ahora la izquierda peruana, está abajo, en el sótano, luchando algunos puntitos de aprobación con “aventureros” de la política, asociados a la corrupción y el lavado de dinero.

El peor error de la izquierda peruana fue haberse dejado “despojar” al pueblo. La derecha populista nos arrebató y hoy, en su gran mayoría, apoyan a un partido que nació de un “incidente” de la historia política como el fujimorismo, que apareció repentinamente; sin luchas, sin ideología, sin estructura, sin identidad. Que convirtió a la dictadura como un paradigma de democracia (que tal contrariedad), y que sus líderes como los Fujimori, Martha Chávez, Beteta o Becerril, se convirtieron repentinamente en “políticos” del pueblo, sin siquiera haber tenido méritos suficientes como los pensadores de antaño de nuestra izquierda peruana. Unos “aparecidos” que hoy nos quieren dar catedra de política, democracia y anticorrupción, que paradójica es la política peruana. ¡Mariátegui, no querrás haber nacido en nuestra época si escucharas hablar en el Congreso a personajes como Becerril, Beteta, Vilcatoma o Arimborgo!

Justamente, es al fujimorismo a quien se le atribuye el “debilitamiento” de la izquierda; pero creo que el actual “fantasmal” camino de nuestra izquierda peruana es consecuencia de los propios divisionismos internos, donde cada grupo con su “líder/lideresa”, quiere sacar provecho particular, todos quieren ser presidenciables. No creo que el fujimorismo y su gente hayan tenido la capacidad para destruirnos, no tenían la “materia gris” necesaria para hacerlo. Nosotros mismos nos estamos destruyendo, nos hemos ido destruyendo estos últimos 30 años. ¡Hemos perdido al pueblo!

Dos aspectos indispensables se tienen que construir desde la actual izquierda peruana. Primero, dejar de lado las ambiciones particulares y formar un solo frente político. Que la articulación no nos sea una utopía, porque estos divisionismos, cual banquete, “alimentan” a los grupos de derecha con toda su “maquinaria concentrada” de medios de comunicación. Segundo e indispensable, es “enamorar” nuevamente al pueblo, buscando el apoyo de la población vulnerable como asentamientos urbanos, comunidades campesinas y amazónicas, gremios sindicales, organizaciones comunales e indígenas, rondas campesinas, etc.

Nuestra lucha no es más contra el “bloque capitalista del norte” o la inversión extranjera, nuestro horizonte debería ser la batalla por una sociedad de equidad, un Estado redistributivo en un país que todavía tiene las mayores tasas de crecimiento económico en Latinoamérica. La izquierda peruana tiene que luchar contra los “neoliberalismos aberrantes” manifestado en las protestas sociales en Ecuador o Chile, tiene que proponer políticas para disminuir la pobreza, anemia y desnutrición; políticas colectivas contra la inseguridad ciudadana; reactivar los derechos de los sectores agropecuarios; inclusión efectiva de las poblaciones vulnerables del ande y la Amazonía; inversión extranjera con responsabilidad ambiental e igualdad social; acceso universal a los servicios básicos como agua, desagüe y luz; lucha contra la corrupción con vigilancia ciudadana, puesta en valor de nuestra cultura y medio ambiente; entre muchas otras propuestas.

Tenemos un gran desafío y eso es impedir que la derecha nos siga arrebatando al pueblo y “vendiéndolo” propuestas netamente sociales que hace muchos años fueron construidas y esgrimidas por los luchadores y pensadores de izquierda. Que la derecha, ya no llegue al gobierno con nuestros votos, apoyando para elegir al “mal menor”. No dejemos que se apropien de nuestros sueños y esperanzas. Empoderemos entre los pueblos la identidad de la “nueva izquierda” con sangre joven, pero no como las/los actuales personajes que por intereses particulares (dícese presidenciables) dividen aún más a una izquierda resquebrajada, alejándolo de las masas sociales. ¡Repuntemos nuevamente como antaño!

Mi padre Marino Torrejón, fue cesado injustamente en los años 80 por encabezar en las calles las marchas de los maestros. Desde niño sufrí y aprendí los avatares de las luchas sindicales, pero también gocé de las apoteósicas batallas de la izquierda peruana. Mi padre y los maestros amazonenses, me enseñaron a ser izquierdista, a ser igualitario. Todavía guardo celosamente mi sombrerito de paja con un escrito que indica SUTEP-IU, leal acompañante que me impulsaba alzar el puño izquierdo: señal de la verdadera izquierda peruana. Ese sombrero todavía me da esperanzas para refundar ese sueño de la nueva izquierda que tod@s ansiamos.

“La izquierda unida, jamás será vencida”

NUESTRO KUELAP LLORA

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Cultura, Desarrollo Regional, Perú, Turismo

¿Qué está pasando con el sector cultura en nuestro país? A octubre del presente año, el portal de transparencia del MEF, nos muestra que existen 2,424 proyectos de los ministerios que no se ha gastado ni un céntimo, pese a contar con el presupuesto asignado. Estos proyectos sin iniciarse, suman S/ 2,470 millones en inversión. Kuelap hace meses no tiene trabajos de conservación y las obras están paralizadas.

El Sector Cultura, cuenta con 69 proyectos no ejecutados. El proyecto del Presupuesto 2020 para Cultura y Deporte estima un monto de S/ 1,314,229,687, mucho menos que del año 2019 que ascendía a 3,160,862,755; de este presupuesto hasta octubre de este año solo se ha ejecutado el 30% asignado a Cultura. No hay capacidad de gasto, y mientras tanto Kuelap cada día se viene destruyendo. Imagínense los otros sitios turísticos y culturales de Amazonas, que no tienen la relevancia coyuntural de nuestra ciudad fortificada.

Los sectores Cultura y Turismo, a pesar que se menciona en todos los idiomas, que son los pilares fundamentales para el desarrollo del país y nuestro Amazonas, son los que menos presupuesto público reciben históricamente. En el artículo 77 de la Constitución Política, en su segundo párrafo, se manifiesta que el presupuesto asigna equitativamente los recursos públicos, su programación y ejecución responden a los criterios de eficiencia de necesidades sociales básicas y de descentralización. Corresponden a las respectivas circunscripciones, conforme a ley, recibir una participación adecuada del total de los ingresos y rentas obtenidos por el Estado en la explotación de los recursos naturales en cada zona en calidad de canon.

El presupuesto no ejecutado, lamentablemente NO hace más equitativo al presupuesto público, porque sabemos que somos un país con inmensas riquezas culturales y turísticas, que podrían generar más recursos a las poblaciones, y mejorar su economía; pero paradójicamente, no cuenta con un presupuesto adecuado para incentivar estos sectores, a pesar de que su ejecución presupuestaria se está haciendo de manera positiva, como es el caso turismo. Mientras que otros sectores, que no son prioritarios para el desarrollo social, económico y cultural, reciben mayor presupuesto y su ejecución es negativa. ¡Ahí, no hay equidad presupuestaria!

Algo está fallando y necesitamos las explicaciones de las respectivas autoridades nacionales y regionales.

Mientras tanto: “Kuelap sigue llorando”

ENTIENDE CIUDADANO VOTANTE: ¡LA POLÍTICA NO ES PARA LOS “POLITIQUEROS”!

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Perú, Política

Disuelto el Congreso con una legalidad en debate y un alto grado de legitimidad, los candidatos ya van apareciéndose, casi nunca dieron una propuesta, o aparecen cada 4 0 5 años, pero orondos saldrán (algunos ya salen) a decir que son los “salvadores” para mejorar las condiciones en nuestra región y el país, que son los “políticos” que necesitamos para solucionar los problemas. Aparecen con sus mismos “discursos populacheros”, con sus mismas “manías” de antes.

Es terrible ver hoy en día, las encuestas y opiniones de la ciudadanía sobre el concepto que tienen de la política. La política peruana ha caído en la más profunda desconfianza y animadversión por parte de los ciudadanos, que vemos en la política un canal para asignar nuestro poder, a representantes que administrarán ese poder para dar solución a las problemáticas. Son estos representantes, “improvisados e informales”, los que acentúan la preocupante condición de la actual política peruana, los que han hecho de la política un medio para satisfacer necesidades personales o familiares. Estos “politiqueros”, nunca entendieron ni entenderán la política. El “politiquero” solo entiende que el poder asignado a su persona, es para mejorar su calidad de vida y de sus allegados.

Pero la política, la “política verdadera” no es mala, no es nauseabunda como lo creemos o como nos lo han hecho creer generacionalmente. La política es una ciencia social que nace “científicamente” allá por el siglo V a.c.; en los albores de las ciudades griegas. Justamente un griego como Aristóteles definió “naturalmente” al hombre como un animal políticoLas definiciones clásicas de la política están referidas al “ejercicio del poder”. El sociólogo Max Weber definía por ejemplo a la política como una vocación, donde las personas aspiran el poder ya sea entre el Estado o dentro de un Estado. Weber definía la política relacionada directamente con el accionar de un Estado.

La “verdadera política” es la gestión del poder, emanado de los ciudadanos, para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones. Como lo menciona Sinesio López, esa capacidad de dirección, diseño y gestión de la acción política dentro de determinados marcos institucionales y de determinadas condiciones estructurales para obtener algunos resultados deseados: desarrollo, democracia, estabilidad, eficacia y efectividad, gobernabilidad, integración sistémica, integración social. En suma: calidad de vida.

La política tiene su pilar principal en la democracia participativa y su herramienta principal en la gobernabilidad, a través de la legitimidad y representatividad institucional. Pero lamentablemente en el Perú, esta “política verdadera” esgrimida en este corto análisis, no son entendidas por la pléyade de “politiqueros” que nos representan y gobiernan, salvo honrosas excepciones de “verdaderos políticos” que da gusto escucharlos y valorar sus acciones, y que no necesariamente son candidatos o autoridades.

A decir, “politiqueros” encontramos entre los congresistas y ex congresistas, ministros y exministros, presidentes regionales y consejeros o alcaldes provinciales y distritales que nos gobiernan o quieren volver a gobernarnos. Muy poco hicieron o hacen por Amazonas, las cifras e indicadores regionales nos lo demuestran.

Como mencioné en anteriores análisis políticos, la culpa de asignar el poder a estos “politiqueros”, recae en tres actoresPrimero, en nosotros los ciudadanos que NO SABEMOS elegir autoridades o representantes políticos, que entiendan la gestión del poder, como una manera de mejorar la calidad de vida de sus votantes. Tenemos mucho de culpa y es necesario que también nosotros entendamos y conozcamos lo que es la “política verdadera”. La política no es regalar nuestro voto a “politiqueros” por un polo, una bolsa de azúcar, un tarro de leche, una cerveza o una fiesta popular rimbombante.

En Segundo lugar, la culpa recae en este sistema electoral que ha conllevado a elegir representantes que a veces no representan adecuadamente a su población; es necesario realizar ajustes en los temas de “distritos electorales y “voto preferencial”. Además, el JNE debería fortalecer sus filtros para que nos representen verdaderos políticos, en base a una meritocracia; y no “politiqueros” que cuenten con antecedentes penales, judiciales y policiales o estén adeudando al Estado.

En Tercer lugar, están los partidos y movimientos políticos, que deberían ser los llamados a ejercer la política y ofrecer a los diversos representantes y autoridades que los ciudadanos elegirán. La debilidad institucional de nuestros partidos y movimientos, ahonda la crisis de gobernabilidad y representatividad, estos entes deberían buscar y fortalecer la formación de las preferencias de los ciudadanos haciéndolas dinámicas, permitiendo de esa manera que los diversos grupos sociales expresen sus intereses y canalicen sus demandas por medio de los partidos y eligiendo verdaderos políticos y no “politiqueros” tal como es nuestro actual escenario “pseudopolítico”.

En la actual coyuntura, donde ya van apareciendo candidatos y personajes políticos que casi nunca plantearon una propuesta coherente, entendamos que la política no es la práctica que hacen los “politiqueros”, no es para el beneficio personal o de los allegados; no es aparecer y ofrecer sin tener una plataforma política de propuestas como ya lo vienen haciendo.

La “verdadera política” es buscar el bien común, es el poder representado y legitimado que te confiere la población para hacer de tu distrito, de tu provincia, de tu región y país, un espacio de convivencia y calidad de vida. La política es el poder para construir espacios, donde el desarrollo y la gestión sostenible sea la bandera de los representantes elegidos; sea la bandera de los “verdaderos políticos”.

Ciudadano amazonense y peruano, en estas elecciones que se avecinan, RECAPACITA, y que los politiqueros, los que te ofrecen cada 4 o 5 años, ser tus salvadores; los que solo se aparecen en campaña, esta vez espero que éstos, ¡NO TE PINTEN PAJARITOS! Estás advertido, luego no te quejes.