LA JUSTICIA Y EQUIDAD, UN RETO DEL BICENTENARIO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Perú, Política

Empezaré este análisis diferenciando ambos términos. La justicia consiste en la aplicación del derecho positivo para dar a cada uno según sus méritos, ya que todas las personas somos iguales ante la ley y sus efectos nos alcanzan sin distinción alguna. La Equidad en cambio, es la capacidad de impartir justicia partiendo del principio de la igualdad, considerando las necesidades individuales y las circunstancias de cada ciudadano.

En nuestro Perú podemos decir que, estos principios son parte de la retórica de los discursos y los documentos institucionales, que han demarcado generacionalmente la historia del país. El Principio de Justicia, comenzó a ser “injusticia” desde cuando los españoles pusieron sus pies sobre nuestro territorio, que lo podemos resumir en lo siguiente: “los españoles y sus hijos criollos viviendo en Lima con sus privilegios, y los indios en sus pueblos o en un socavón minero, para alimentar a los gamonales”.

Este escenario, es un símil con la realidad actual, solo han cambiado los personajes y/o actores. Los privilegios para las grandes ciudades, y el resto, el patio trasero del país. La justicia solo es para los pocos, para las minorías; mientras que, para la gran mayoría, la justicia sigue siendo una gran panacea que buscan los excluidos para poder activar sus derechos. El panorama al Bicentenario es: los pocos que siempre manejan la justicia y crean las desigualdades; y al otro lado, los muchos que reciben la justicia parcializada de acuerdo a sus posibilidades.

Si la justicia todavía es una quimera inalcanzable para muchos/as en nuestro país de hoy, LA EQUIDAD ES UN SUEÑO. La equidad desde el concepto de igualdad, se puede decir que es un gran reto para las generaciones futuras que tiene que construirse sosteniblemente. Claramente, no somos un país igualitario o equitativo. El crecimiento económico de las últimas dos décadas, admirado en el mundo, no ha significado cerrar las brechas de desigualdad; al contrario, los ha ampliado.

El Perú en los últimos 20 años, ha tenido un crecimiento vertiginoso de su economía, gracias principalmente a sus recursos de exportación de materia prima como los minerales; y si bien, ello ha permitido reducir la pobreza, NO HA SIGNIFICADO CREAR IGUALDAD, debido a que ese crecimiento económico, no ha mejorado aspectos vitales como la educación, la salud, seguridad alimentaria o acceso a servicios e infraestructura básica; componentes claves para construir equidad e igualdad y por consiguiente mejorar la calidad de vida, más allá de superar las “líneas de pobreza”.

Si entonces, la justicia todavía no ha llegado a las poblaciones vulnerables del país, difícilmente les ha llegado la equidad e igualdad. La Justicia y Equidad, supone tener un país con una Nación construida, con un Estado fuerte, con una clase política responsable y con inversión privada solidaria. Eso no ha ocurrido todavía en nuestro país; por tanto, la Justicia y Equidad solo es accesible para los que ostentan los diversos tipos de poderes públicos y privados; las masas, el pueblo caminante, o los excluidos de nuestras fronteras, ellos no conocen estos principios.

Este es un gran reto del Perú camino al Bicentenario, hacer de la Justicia y Equidad, una herramienta democrática y de derechos, donde “todos se mojen” con el crecimiento económico, y el desarrollo no sólo sea la negación para las grandes masas, y el beneficio para los pocos. Los 200 años de nuestra República, de inequidad e injusticias, se han reflejado en el voto del 11 de abril, donde, LOS OTROS PERÚs , manifestaron su voto por una opción que los escuchó. “Hablaron los ignorados, y no los ignorantes”. Mientras tanto:

¡Esto es el Perú de hoy!

❗𝙈𝙄𝙍𝘼 𝘾𝙊́𝙈𝙊 𝙑𝙊𝙏𝙊́ 𝘼𝙈𝘼𝙕𝙊𝙉𝘼𝙎❗

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Perú, Política

🚩En el distrito más pobre de Amazonas, El Cenepa, ganó Ollanta seguido del Profe Castillo.

📍En el distrito menos pobre de Amazonas, Chachapoyas, ganó el Profe Castillo seguido de Vero.

🚩En el segundo distrito más pobre de Amazonas, Santa Catalina en la provincia de Luya, ganó Keiko.

📍En la provincia más pobre de Amazonas, Condorcanqui (la séptima más pobre del país), ganó Ollanta, recordemos que este candidato tuvo presencia en esta provincia en su vida militar.

🚩En el distrito más poblado de Amazonas, Bagua Grande, ganó el Profe Castillo.

📍En el distrito con menos población, Recta en Bongará, ganó Lescano.

🚩En la provincia más poblada de Amazonas, Utcubamba, ganó el Lápiz de Castillo.

📍En el distrito donde se encuentra la Fortaleza de Kuelap, Tingo (provincia de Luya), ganó Keiko, seguido muy de cerca por el Profe Castillo.

🚩En el distrito alfarero de Amazonas, Huancas (Chachapoyas), ganó el lapicito.

📍En el distrito más pobre de Chachapoyas, Sonche, ganó Keiko.

🚩En la Provincia de Bongará, su distrito más pobre, Corosha votó en su mayoría por el Profe Castillo.

📍En el distrito más pobre de Bagua, que es Imaza, ganó el Lápiz.

🚩En el distrito más pobre de Rodríguez de Mendoza, Vista Alegre, ganó el Lápiz de Castillo.

📍En el distrito de Jazán, el más poblado de Bongará, ganó el Lápiz.

🚩En el distrito más poblado de la provincia de Luya, Camporredondo, ganó el Profe Castillo.

📍Omia, el distrito más poblado de Rodríguez de Mendoza, ganó el Lápiz.

🚩En uno de los distritos con mayor tasa de desnutrición crónica en niños menores de 5 años en Amazonas, el distrito de San Cristóbal, en Luya, ganó el Profe Castillo.

📍En el distrito de Río Santiago (Condorcanqui), donde según Defensoría del Pueblo, existe un Conflicto Socioambiental, donde Comunidades Wampis exigen a mineros ilegales el cese de sus actividades, ganó Ollanta.

🚩En Amazonas, tierra del baguazo, de la Fortaleza de Kuelap, de una de las cataratas más altas del mundo: Gocta, hogar de los Awajún y Wámpis, de los Carajía y Revash, del Marañón y el Utcubamba, en esta primera vuelta ganó el Lápiz.

👉Como se observa en este análisis que hago, la votación en estos distritos de Amazonas, con características demográficas y/o indicadores de pobreza, desnutrición o conflictividad, ha tenido una dinámica relativamente a favor del profesor Castillo y su Partido Político del Lápiz.

👉Esto evidencia las grandes brechas de desigualdad que no solamente se observa entre las grandes ciudades y los distritos más pobres del país, sino también las grandes brechas que existe en nuestro Amazonas.

👉Esas grandes brechas que existe en Amazonas, los he venido reportando desde hace muchos años, en mis artículos, análisis y entrevistas; y la votación del último 11 de abril, es el manifiesto de lo que desde hace décadas vengo analizando en nuestra región.

👉El voto emitido en muchos distritos de Amazonas, está en relación a ese voto de protesta, que se refleja a nivel nacional. El voto en estos distritos que analizo, está en razón a los indicadores que nos golpean fuertemente: la pobreza, la exclusión, la desnutrición, anemia, deforestación, conflictividad social, contaminación, entre otros.

💢𝙀𝙨𝙥𝙚𝙧𝙤 𝙦𝙪𝙚 𝙚𝙨𝙩𝙚 𝙖𝙣𝙖́𝙡𝙞𝙨𝙞𝙨 𝙡𝙤𝙨 𝙞𝙣𝙫𝙞𝙩𝙚 𝙖 𝙡𝙖 𝙧𝙚𝙛𝙡𝙚𝙭𝙞𝙤́𝙣 💢 

EL ARTE DE LA POLÍTICA: EL SUEÑO NO CUMPLIDO DEL BICENTENARIO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Perú, Política, Sociedad

Las últimas encuestas, nos muestran que el candidato presidencial que va por delante, no supera el 15% de intención de voto, y existe casi un 30% que no sabe por quién votar o no cree en ninguno de los candidat@s, por tanto, no votará por alguno de ellos o ellas. Esta es la realidad a solo dos semanas de las elecciones generales, este es el panorama de la política peruana del Bicentenario.

La verdad, no me imaginaba que el Perú en la celebración de sus 200 años de “independencia”, su política iba a estar por los suelos, y es que, desde hace muchas décadas, nuestra política ha caído en la más profunda desconfianza y animadversión (solo el 32 % de los peruanos confía en los partidos políticos) por parte justamente de los ciudadanos, que vemos en la política un canal para asignar nuestro poder, a representantes que administrarán ese poder para dar solución a nuestras problemáticas y plantear soluciones.

Son los políticos muchas veces “improvisados e informales”, los que acentúan la preocupante condición de la política peruana actual, los que han hecho de la política un medio para satisfacer necesidades particulares, postrando el concepto y accionar político a una paupérrima situación y desacreditación generalizada por parte del ciudadano. El político peruano, a vísperas del Bicentenario, no entiende que el poder asignado a su persona, es para mejorar la calidad de vida del colectivo. ¡En fin, NO entiende los que es la POLÍTICA en mayúsculas!

Pero la política, la “verdadera política” no es mala, no es nauseabunda como lo creemos o nos lo han hecho creer generacionalmente. La política es una ciencia social que nace “científicamente” allá por el siglo V a.c.; en los albores de Atenas, una de las ciudades de la Cultura Griega. Justamente, un griego como Aristóteles, definió “naturalmente” al hombre como un animal políticoLas definiciones clásicas de la política están referidas al “ejercicio del poder”. El sociólogo Max Weber definía a la política como una vocación, donde las personas aspiran el poder ya sea entre el Estado o dentro de un Estado. Weber definía la política relacionada directamente con el accionar de un Estado.

Sobre política se ha escrito y dicho en demasía a nivel teórico y práctico. La POLÍTICA debemos entenderla como la gestión del poder, emanado de los ciudadanos, para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones. Una gestión del poder por parte de autoridades elegidas democráticamente. Como lo menciona el Sociólogo Sinesio López, la política como esa capacidad de dirección, diseño y gestión de la acción dentro de determinados marcos institucionales y de determinadas condiciones estructurales para obtener algunos resultados deseados: desarrollo, democracia, estabilidad, eficacia y efectividad, gobernabilidad, integración sistémica, integración social. En suma: calidad de vida.

En la política, siempre se debe velar por el bien común, por el bienestar de los ciudadanos. Pero nuestra realidad política, nos muestra lo contrario, LA CORRUPCIÓN Y LOS PRIVILEGIOS son el sello de la política peruana camino a su Bicentenario. Hay tres actores principales de esta situación que venimos lamentando hace muchas décadas: Primero, en nosotros LOS CIUDADANOS que no sabemos elegir o no nos comprometemos a hacer política educativa. Tenemos mucho de culpa, y es necesario que también nosotros entendamos y conozcamos lo que es la “política verdadera”. La política no es regalar nuestro voto a cualquier candidato/a que te regala un polo, una bolsa de azúcar, un tarro de leche, una cerveza o una fiesta popular rimbombante, o porque te ofrecen cosas que no están a su alcance, como resulta con los actuales candidat@s al Congreso.

En segundo lugar, la culpa está en un SISTEMA ELECTORAL obsoleto que ha conllevado a elegir autoridades que a veces no representan adecuadamente a su población; es necesario realizar ajustes en los temas de “distritos electorales y “voto preferencial”. Además, el JNE debería fortalecer sus filtros para que nos representen verdaderos políticos, en base a una meritocracia; y no “políticos” que cuenten con antecedentes penales, judiciales y policiales o estén adeudando al Estado. Mínimo tienen que tener un conocimiento de su realidad, al menos haber hecho un ANÁLISIS FODA de su localidad o Región.

En tercer lugar, están los PARTIDOS POLÍTICOS, que deberían ser los llamados a ejercer la política, ofreciendo adecuados y coherentes candidatos/as que los ciudadanos elegirán. La debilidad institucional de nuestros partidos, ahonda la crisis de gobernabilidad y representatividad en el país. Los partidos políticos deberían buscar y fortalecer la formación de las preferencias de los ciudadanos haciéndolas dinámicas, permitiendo de esa manera que los diversos grupos sociales expresen sus intereses y canalicen sus demandas por medio de los partidos y eligiendo verdaderos POLÍTICOS.

En nuestro Bicentenario, me ilusioné que la POLÍTICA peruana era buscar el bien común, donde el poder representado y legitimado que te confiere la población, buscaría un espacio de convivencia y mejora de calidad de vida. Me imaginé una POLÍTICA con una gestión del PODER para construir espacios, donde el desarrollo y la gestión sostenible sea la bandera de las autoridades elegidas; sea la bandera de los “verdaderos políticos”. Soñé a tod@s unidos, políticos responsables junto a una población comprometida, luchando y levantándose frente a una pandemia.

Pero desperté:

¡SÓLO FUE UN SUEÑO INCUMPLIDO, UNA ILUSIÓN BICENTENARIA!

¿UNA NUEVA CONSTITUCIÓN EN EL PERÚ?

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Perú, Política

Estos últimos meses, en el escenario político electoral, se viene poniendo en agenda el cambio de la Constitución Política que se elaboró el año 1993, producto de un proceso dictatorial que se vivió en ese momento. Hoy mucho el tema electoral de los diferentes candidatos a la Presidencia de la República y al Congreso, están utilizando como plataforma de campaña el tema del cambio de Constitución; aunque muchos/as de estos candidatos, digámoslo, NO TIENEN UNA IDEA CLARA de que títulos, capítulos, artículos o texto completo se tendría que cambiar o reformar. Recordemos que nuestro país en su historia Republicana, ha tenido 12 constituciones, la que más duró fue la Constitución de 1860 (60 años) y la actual Constitución consta de 206 artículos, 26 capítulos y 16 disposiciones finales y transitorias, ordenados en 6 títulos.

Empezaremos diciendo que la Constitución de 1993, para esas décadas (1990 y 2000), estuvo contextualizada a su tiempo, toda vez que estábamos saliendo de una profunda crisis económica, que implicaba fortalecer el Título Económico de dicha constitución, aunque ella haya permitido que muchas de nuestras empresas estatales estratégicas, sean vendidas, por ejemplo.

Podemos decir que dicha constitución, aparecida en una dictadura, ha permitido el crecimiento económico del país a cambio de sacrificar algunos derechos sociales, ambientales y laborales. Pero los tiempos y épocas han cambiado, si bien dicha constitución ha permitido un crecimiento económico del país, de manera sostenible en los últimos 25 años; ello no ha permitido desarrollar un aspecto importante y paralelo: el desarrollo humano o el impulso social de nuestro país. Al contrario, las desigualdades y brechas sociales se han agudizado.

La pandemia que estamos viviendo, ha desnudado la profunda crisis en nuestras instituciones y sectores claves como salud y educación. El acápite Económico de la Constitución de 1993, no ha permitido que ni siquiera se pueda tener el número suficiente de Camas UCI a nivel nacional, no ha permitido la implementación de productores de oxígenos clínico, no ha facilitado la aparición y desarrollo de una clase de investigadores y científicos en nuestras universidades, que estén desarrollando una vacuna contra el COVID-19; la Constitución de 1993, no ha conllevado a mejorar nuestra clase política y funcionarios, evitando de esa manera los problemas generacionales como la corrupción y los privilegios.

Esos problemas no han logrado solucionarse desde nuestra principal herramienta jurídica: la Constitución Política de 1993. Es más, esta constitución no ha permitido tener una clase política idónea, para poder solucionar las problemáticas del país. Hoy nomás, en los últimos 15 años, vemos que los gobiernos centrales, gobiernan (valga la redundancia) en la línea de la ingobernabilidad. La experiencia última nos ha demostrado que la gobernabilidad en nuestro país, no ha sido respaldada por nuestra Constitución: hemos tenido 03 Presidentes de la República en apenas 2 meses, y 02 Congresos en 05 años.

Por tanto, es necesario hacer algunos ajustes claves y estratégicos en la Constitución Política para fortalecer la gobernabilidad, fortalecer nuestras instituciones, llevar a cabo una verdadera reforma estructural del Estado y hacer una lucha frontal contra la corrupción y los privilegios. La Constitución de 1993, está desfasada en el contexto actual que vivimos, es de suma necesidad su cambio en Títulos importantes como el TÍTULO III referido al RÉGIMEN ECONÓMICO, o el CAPÍTULO XIII, referido al SISTEMA ELECTORAL, entre otros.

Creo que esta discusión se tiene que realizar apenas logremos superar la pandemia. En estos momentos, no es necesario la discusión para el cambio de Constitución Política. En estos momentos el Estado, la Sociedad y la Empresa Privada se tienen que concentrar en hacer frente al COVID-19 y lograr adquirir la mayor cantidad de vacunas posibles, para aplicarlas a toda nuestra población peruana.

LA ÉTICA EN EL PERÚ: UN SUEÑO BICENTENARIO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Perú, Política

La corrupción, las traiciones y los privilegios, son el signo característico de un Perú Republicano. Nuestro Estado Republicano, aparecido con la Independencia, se construyó teniendo como pilares estructurales y funcionales, las viejas manías de la Colonia y el Virreinato. Después de 200 años de República, el Estado sigue siendo el mismo, dominado por aquellos que nos gobiernan y tienen el poder, y cuyo “rasgo republicano” ha sido: la corrupción, las traiciones y los privilegios.

La ética en el Perú, podemos decir que es un “Sueño Bicentenario” no alcanzado, menos consolidado; porque la ética de manera intrínseca, es dar valor a la vida misma, que permite u orienta para dar solución a los conflictos, sirve como un “puente” para diversas posturas contrarias dentro de un grupo o sociedad, que de por sí, las diferencias propias, generan diferentes formas o cosmovisiones de entender el ambiente o las personas que te rodean.

La teoría nos dice que la ética, en las instituciones públicas, debería brindar diversas herramientas a través de códigos y principios que conlleven a reflexionar sobre la igualdad, los valores, la democracia, la tolerancia, la solidaridad, la empatía, etc, en la interacción entre personas. Lamentablemente la realidad nos muestra otra cosa. En la función pública, la corrupción, las traiciones y los privilegios, son el “pan de cada día”; la ética se activa cuando ocurren procesos de desintegración del Estado por acción u omisión intencional de los funcionarios y/o servidores públicos, quienes haciendo mal uso de sus atribuciones buscan algún tipo de provecho o beneficio personal o particular, en perjuicio del bien común. ¡Luego, todo se olvida o queda en la línea histórica del archivo de la memoria estatal!

En el Perú, todavía no hemos logrado que la ética sea una herramienta para hacer una lucha frontal contra la corrupción, los privilegios y el mal accionar de las autoridades y/o funcionarios. Sigue nuestro Estado construido en base a instituciones débiles, y una de esas variables que fomentan esa debilidad, es justamente el hecho que los principios éticos que deben de cumplirse y practicarse, solo se han quedado en las “tintas enunciativas” de las instituciones, en el PROPIO DISCURSO.

Cada día, dentro de nuestros entornos laborales públicos vemos esta realidad. La corrupción, los privilegios y el accionar nada racional de las autoridades y funcionarios, hacen de las instituciones, espacios de conflictos y redes de corruptelas, que al final, lo que logran es una pésima calidad en el servicio público y, por ende, debilitamiento y deslegitimaciones, que carcome las bases de las instituciones estatales. No hemos logrado como Estado, hacer de la ética, una herramienta que permita mejorar el servicio público a los ciudadanos.

La corrupción, las traiciones y privilegios, siempre han sido los males generacionales en la historia de nuestro país, y el nuevo Estado Republicano, no fue la excepción, porque nació débil, sin una organización fuerte, con una herencia administrativa de la época virreinal, dónde los títulos nobiliarios y la corrupción, marcaron la gestión de la época pre independentista; por tanto, la nueva sociedad peruana se relacionó con un Estado Republicano inicial cuyo principal rasgo eran estos males en su máxima operatividad, configurada como parte de la “cultura” y “costumbre” heredada del virreinato. Hoy no es la excepción, estas taras siguen enquistadas en la cultura laboral del sector público, con rarísimas excepciones que vale la pena destacar.

¿QUE NOS TOCA AHORA?, reforzar dos propuestas indispensables: PRIMERO, una reforma seria del sector público a nivel de los componentes de estructura, tecnología y personas que forman parte intrínseca del actual sistema administrativo de las instituciones públicas. En estos componentes se interrelacionan entre sí, se observan diversas debilidades y limitaciones haciendo de las instituciones públicas, entes pasivos, sin una visión de intervención viable, aceptable y sostenible en beneficio de una administración eficaz y eficiente para los ciudadanos, que caen muy fácil a las garras de la corrupción.

SEGUNDO, es necesario empoderar y fortalecer la vigilancia ciudadana permanente que implique la activa participación de personas civiles transparentes y honestas, en los diversos aspectos y procesos de compras que realiza el Estado a través de sus instituciones públicas o el gobierno nacional, regional o locales. La verdadera y activa participación ciudadana, permitirá, por ejemplo, transparentar las diversas compras que realiza el Estado, para ello se tiene que fomentar espacios de concertación entre las organizaciones ciudadanas y las instituciones que luchan contra la corrupción. Es de suma necesidad empoderar entre los ciudadanos la Ley N° 26300 y sus modificatorias (Ley de los Derechos de Participación y Control Ciudadanos) para justamente fortalecer la vigilancia y participación ciudadana dentro de los espacios públicos.

¡PRACTICAR LA ETICA EN EL PERÚ, SIGUE SIENDO UN “SUEÑO BICENTENARIO”!

APRENDIZAJES DESDE UNA PANDEMIA PARA ESTA “SEGUNDA OLA”

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Mundo, Nature, Perú, Política, Science

La crisis coyuntural del COVID-19 que está experimentando la humanidad, y nuestro país con esta segunda ola, viene teniendo efectos negativos en los campos de la sociedad, la política y principalmente la economía. En el Perú, la pandemia ha hecho crecer la pobreza un 10%, 3 millones de personas han entrado nuevamente a la pobreza (10 millones aproximadamente ahora son pobres, 1/3 de la población total); la economía ha caído a -10% y en cuanto al desempleo, solo en Lima Metropolitana 1,3 millones perdieron su empleo durante el 2020.

¡El planeta ya no es igual!, el antropocentrismo no debería existir más. El COVID-19, nos está mostrando la vulnerabilidad que tenemos como humanos; pero de esta pandemia vamos a sacar algunas experiencias y aprendizajes positivos que deberían concretarse en el planeta post COVID-19:

APRENDIZAJE 01: Esta crisis planetaria nos está volviendo a la condición de humanos, somos vulnerables y mortales ante la naturaleza; NO ESTAMOS por sobre ella. Nuestro antropocentrismo egoísta de creernos los “dioses” de este planeta, ha chocado contra un microscópico virus de la naturaleza. ¡NO SOMOS OMNIPOTENTES!

APRENDIZAJE 02: El COVID-19 nos está enseñando la importancia de tener un Estado fuerte, eso supone restituir su jerarquía por encima del sistema privado. Devolver al Estado su preponderancia en pilares claves como el sistema de salud, educativo y orden; que permita equipar y repotenciar con inyección presupuestaria estos sectores claves. ¡El Estado y su sistema público nos está protegiendo de esta emergencia!

APRENDIZAJE 03: Esta pandemia nos está mostrando a ser más solidarios entre los humanos, la comunidad por encima del interés individualista que domina al sistema. Pero también en un futuro, seamos solidarios y responsables con el planeta, responsables y solidarios con nuestra flora y fauna. ¡Salvemos solidariamente a nuestro planeta!

APRENDIZAJE 04: En el Perú hay que repotenciar el sistema de salud pública, la meta debería ser la construcción de hospitales provinciales debidamente equipados en todo sentido; y el apoyo, capacitación y formación de profesionales en salud. Producir científicos que en los laboratorios experimenten la cura de enfermedades haciendo uso de nuestra rica medicina tradicional. ¡Urgente invertir parte del PBI en la investigación y científicos!

APRENDIZAJE 05: Implementar de manera masiva una política de gestión digital que permita el uso de tecnologías desde los hogares. Una política digital que repotencie el acceso al Internet en todos los rincones del país, se distribuya laptops a niños pobres, capacitación a docentes en educación virtual, implementación tecnológica virtual en colegios, implementación de plataformas, tecnologías de comunicación digital y aplicaciones virtuales, etc. ¡Una política educativa digital para el ACCESO AL CONOCIMIENTO!

APRENDIZAJE 06: El COVID-19 nos está permitiendo comprobar que el gran destructor del medio ambiente es el ser humano. Hoy nuevamente recluidos en nuestras casas, LA NATURALEZA SEGURO RESPIRARÁ. Por ello es necesario el respeto y conservación del medio ambiente y el planeta. Experiencia aprendida: ¡priorizar la humanidad y conservación de la naturaleza por encima del crecimiento tecnológico y las economías!

APRENDIZAJE 07: Fortalecimiento y empoderamiento de las organizaciones sociales populares como nuestras rondas campesinas, por ejemplo, ya que en muchos distritos y pueblos del país tienen mayor legitimidad que las propias instituciones del orden. Los comedores populares para brindan alimentación a los más vulnerables. Es necesario, ¡el trabajo conjunto entre instituciones nacionales y organizaciones populares!

APRENDIZAJE 08Desde nuestros hogares se pueden realizar diversos trabajos y aprendizajes con la tecnología, evitando desplazamientos masivos de las personas, disminuyendo el tránsito en las ciudades. Estamos aprendiendo que: ¡se puede dejar de contaminar al medio ambiente evitando el desplazamiento continuo!

APRENDIZAJE 09: Se está repotenciando el rol de la familia y la comunidad, los padres están más cerca y en contacto directo con los hijos y otros familiares. Nos permite valorar la solidaridad familiar y con los vecinos, y nos hace entender que: ¡la desigualdad social no es viable a mediano y largo plazo entre los humanos!

APRENDIZAJE 10: Reestructuración y reenfoque del Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH) para tener registros y padrones de personas que realmente necesitan la atención prioritaria del Estado, evitando problemas de subcobertura o filtración de beneficiarios. Las municipalidades deberían tener padrones de personas que no reciben ningún tipo de ayuda social, es una tarea que los espera post COVID-19. ¡La modernización del Estado y su gestión es clave!

APRENDIZAJE 11: Nuestro país tiene que disponer de un sistema tecnológico de control a la población en sus calles, que permita por medio de la videovigilancia, reconocimiento facial, sensores térmicos, geolocalización, etc; tener el control de personas que rompan con las normas sociales, tener el control de personas enfermas, hacer seguimiento del buen uso de los servicios públicos, entre otros. ¡Un reto tecnológico para el Estado peruano!

APRENDIZAJE 12: La importancia que tienen ciertas actividades invisibilizadas y hasta rechazadas socialmente, como la labor de los policías y militares en el orden, el esfuerzo de poner el pecho de nuestros servidores médicos, el papel fundamental que cumplen las personas que mantienen limpios los pueblos y ciudades, el gran rol de “alimentador del país” de nuestros agricultores, muchas veces excluidos del desarrollo nacional. ¡Valoremos y aprendamos del sacrificio que realizan!

APRENDIZAJE 13: El mundo debería ser más igualitario, solidario y empático. No puede ser posible que los países con grandes riquezas y poder económico/militar; los llamados del “primer mundo”; acaparen la compra de las vacunas. Si este mundo fuese MAS HUMANO, no ocurriese que 3 de cada 4 dosis de vacunas de Pfizer (75% o 1,500 millones de los 2,000 millones de dosis) hayan sido aseguradas por los países de ingresos altos, mientras que los países de ingresos bajos, no tengan ninguna vacuna. ¡QUE DESIGUAL ES ESTE MUNDO!

APRENDIZAJE 14: Por último, el sistema imperante tiene que cambiar en el sentido de que “o muere el capitalismo salvaje y destructor, o muere nuestra civilización humana”. Tiene que aparecer un nuevo Homo Sapiens Sapiens, nacer una nueva humanidad, ya no más vivir en un planeta donde más del 80% de la riqueza está concentrada en el 1% de la población. Ya no más países con gobiernos irresponsables que prefieren el crecimiento económico por sobre la salud ¡Cambio urgente del sistema mundial actual, de lo contrario, hemos fracasado como humanidad!

Estas son algunas enseñanzas que he tratado de rescatar de este casi año de pandemia, de seguro que ustedes tienen otras enseñanzas. La pandemia del COVID-19 está poniendo en juego millones de vidas humanas, está castigando las economías del mundo, a sus estructuras políticas y sociales; pero también está dejando enseñanzas y aprendizajes que debemos ponerlas en práctica como personas y país, cuando el COVID-19 se haya retirado de nuestros cuerpos, de nuestras familias, de nuestro país y de nuestro mundo.

¡¡¡Muchos aprendizajes y grandes retos nos esperan a los peruanos!!!

¿Y LAS PROPUESTAS EN AMAZONAS AL BICENTENARIO?

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Amazonas, Desarrollo Regional, Perú, Política

La política es una construcción social, una construcción de entes colectivos que se agrupan en torno a una estructura programática, ideológica y propositiva que son puestas en marcha por “líderes” que entienden, analizan y viven la POLÍTICA. Por tanto, la política, la verdadera POLÍTICA, nace colectivamente para beneficiar los intereses del grupo, la comunidad, y la sociedad en general. NO los intereses individuales o partidarios.

Una campaña electoral debería caracterizarse en un espacio donde los candidatos, equipos de campaña y seguidores, discuten alturada y responsablemente en los medios de comunicación, redes sociales y debates institucionales, UN CONJUNTO DE PROPUESTAS PARLAMENTARIAS, que nos auguraría en Amazonas, un escenario esperanzador en base a una plataforma sostenibles, viables y aceptables.

Lamentablemente lo dicho en el párrafo anterior es un “ESCENARIO IDEAL” en Amazonas. La realidad nos indica que la política amazonense siempre es un escenario donde sus diversos actores como buitres, juegan con carroña, entre el barro, teniendo como objetivo la demolición a través de la GUERRA SUCIA DE CAMPAÑA. Digamos que la política en Amazonas se define en esto, más no en un juego alturado de propuestas que conduzcan a dar solución a las diversas problemáticas que nos aquejan generacionalmente.

Los candidatos/as, sus partidos políticos y sus seguidores han hecho de este juego político, una orquestada y constante lucha encarnizada por obtener el poder, para el beneficio particular o del partido político, más excluyendo en ello a la colectividad amazonense. Apoyados por “medios de comunicación”, periodistas, comunicadores sociales y “aprendices” de éstos; que en la gran mayoría (aclaro NO TODOS, y mis respetos fraternos a esos medios y comunicadores que son neutrales), se han parcializado mediáticamente por “SUS CANDIDATOS/AS”, demoliendo sin piedad a otros candidatos que “intentan” dar batalla en una campaña dónde domina la “ley del que más plata tiene para su campaña”, ufanándose de hacer política (¡qué triste la ceguera en que viven, porque simplemente no lo hacen!); y convirtiéndose en instrumentos de marioneta de los poderes económicos y serviles de esos “politiqueros” que lamentablemente han situado a nuestro país y Amazonas con los peores indicadores a nivel nacional.

Las redes sociales resultan ser ese espacio donde se observa lo peor de nuestra política regional. Insultos, amenazas, noticias falsas, discusiones bizantinas, guerra sucia dominan la disputa de los candidatos y sus seguidores, que a través de sus cuentas personales y la mayoría “troles” escondidos en cuentas falsas, hacen de la política amazonense un triste espectáculo. CERO DEBATES DE PROPUESTAS EN LAS REDES.

Recordemos nosotros los amazonenses a los candidatos/as y sus seguidores, y decirles que la Provincia de Condorcanqui está entre las 10 provincias más pobres del paísEN EL SÉPTIMO LUGAR, y eso es lamentable para las políticas públicas regionales. Según datos del INEI 2019, Amazonas está en el segundo grupo de departamentos más pobres, con una tasa de pobreza que se sitúa en 30,5%; es más, dentro de las 20 provincias con mayor incidencia de vulnerabilidad a nivel nacional, se encuentra la provincia de Rodríguez de Mendoza en el puesto 11. ¡MUY PREOCUPANTE!

Sigamos aterrizando amigos candidatos/as: Amazonas cuenta con 08 distritos ubicados entre los 200 distritos más pobres del Perú, dos ubicados en la provincia de Condorcanqui (El Cenepa y Río Santiago), cinco en Luya (Santa Catalina, Pisuquia, Lónguita, Cocabamba y San Juan de Lopecancha) y uno en Chachapoyas (Sonche). Por otro lado, cabe anotar que 15 distritos amazonenses están entre los 300 distritos más pobres del país de un total de 1,874 distritos a nivel nacional.

¿SABÍAN ESO PARA SU PLATAFORMA DE PROPUESTAS?, ¿Se está poniendo en debate solamente estos indicadores de pobreza de última data, con diversas propuestas por parte de ustedes candidatos, equipos y medios de comunicación PARA HACERLO FRENTE? NO, un rotundo NO y lamentablemente los amazonenses solo vemos puyas, insultos y guerra sucia, como característica principal de esta campaña electoral.

Bueno, no hablemos de los demás indicadores paupérrimos que, desde hace décadas, tenemos con problemas como la desnutrición y anemia, embarazo adolescente, falta de competitividad regional, deforestación, sida y suicidios, desempleo y subempleo, etc. NO existen plataformas de discusión y debate en torno a estos problemas, o al menos la población amazonense NO CONOCE las propuestas de solución en torno a ellos.

Un VOTO “INTELIGENTE Y RESPONSABLE” es elegir para Amazonas más que personas, un conjunto de Propuestas Parlamentarias, plasmadas en un Plan de Gobierno Representativo. Un PLAN, que cuente con una visión, una misión, enfoques, lineamientos, objetivos estratégicos, ejes de desarrollo, análisis de matriz FODA (factores internos (EFI) y factores externos (EFE); matriz PESTEL (análisis de los factores político, económico, sociocultural y tecnológico), entre otros.

Una Plataforma Parlamentaria, con Dirección Estratégica, que busque a través de las funciones de Legislar, Representar y Fiscalizar; apoyar y trabajar articuladamente para salir de esos últimos niveles de indicadores de pobreza, desnutrición, anemia o competitividad. Un conjunto de Propuestas Parlamentarias basadas en Ejes de Desarrollo, que apoyen para potenciar a la Región en un contexto lamentable de salubridad que vivimos con el COVID-19.

Necesitamos en esta Campaña Electoral, esos mínimos requisitos de un Plan de Representación, con propuestas legislativas claras, que apoyen las políticas nacionales y regionales para el desarrollo de Amazonas. La experiencia mediata, nos dice que esa Plataforma o Plan de Representación NO SE ESTÁ discutiendo o poniendo en palestra en esta campaña electoral; y allí el elector amazonense, tiene que sacar sus conclusiones a la hora de votar.

O LO HACES por el rostro pixeliado, la forzada sonrisa de campaña, la mejor pose, la cancioncita que habla de las bondades del candidato/a, las pintas en paredes, una foto con los más pobres o la entrega de dádivas, que NO nos gobierna, NI gestiona o menos nos representa; O LO HACES por un PLAN O UNA PLATAFORMA DE REPRESENTACIÓN.

¡AHÍ ESTA TU PODER VOTANTE AMAZONENSE, TU DERECHO A ELEGIR CON CONCIENCIA!

¡QUE ENVIDIA E IMPOTENCIA!

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Mundo, Perú, Política, Science

Mientras veo canales de Tv de Perú, donde la noticia principal son las peleas entre la clase política, el cierre de carreteras o lo que se cenó en nochebuena; y luego aburrido de todo esto, cambio a canales de Chile, Argentina, México o Costa Rica, la noticia principal en estos países es que YA ESTÁN VACUNANDO a sus ciudadanos contra el COVID-19.

Hace unos meses, el Embajador de Rusia en Perú, pidió a nuestra clase política que se contactaran con el laboratorio Gamaleya de su país, para que se adquiriera lo más pronto posible la Vacuna Rusa, ESO NUNCA SUCEDIÓ, principalmente por temas ideológicos. Hoy Argentina ya está vacunando con el Sputnik V, con 300.000 dosis iniciales.

Chile (como se observa en la imagen) está vacunando a sus servidores médicos desde ayer, y llegarán semanalmente dosis de vacunas a ese país. A México ha llegado 3.000 dosis como parte de un primer lote de un total de 1,4 millones de dosis de la farmacéutica Pfizer. Bueno les mencionaré que, en Costa Rica, doña Elizabeth Castillo de 91 años fue la primera persona en recibir la vacuna contra la COVID-19.

En nuestro país se menciona que las primeras vacunas llegarían a fines de marzo o el primer trimestre del 2021. Cómo no afirmar entonces que, desde hace mucho tiempo nuestro país tiene un ESTADO FALLIDO, porque simplemente, no se puede adquirir de manera oportuna una vacuna contra el COVID-19, a pesar que tenemos dinero o capacidad de endeudamiento; pero eso sí, LO QUE NO TENEMOS SON POLÍTICOS RESPONSABLES Y MENOS GESTIÓN. ¡Nunca los hemos tenido!

Peruano/a, si alguna vez te preguntas porqué murió tu abuelo, padre o amigo debido a ésta pandemia, recuerda siempre que, en otros países de Latinoamérica, mientras se esforzaban por adquirir vacunas lo más rápido posible, acá en Perú, la clase política está peleándose por sus intereses particulares y nuestro sector privado buscando sus ganancias usureras.

¡Esto es traición a la patria, lo mismo como en la Guerra del Pacífico, RECUERDALO SIEMPRE!

EL ESTADO EN EL PERÚ: UNA DEBILIDAD HISTÓRICA

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Economía, Educación, Perú, Política

Conceptualmente, al Estado lo defino como una construcción social basada en la legalidad y las instituciones, y materializada en una población, un territorio y un poder y/o poderes. Pero también el Estado es una construcción de una memoria colectiva, que identifica la historia de nuestras instituciones y sus ciudadanos. Recordemos siempre, Estado es diferente al Gobierno.

Podemos decir que, en el Perú, hemos tenido diversos Estados, que se han ido configurando de acuerdo a los procesos civilizatorios que se han sucedido en nuestro territorio. Una primera evolución del Estado, fue en la época Pre Inca. Un Estado primigenio basado en los símbolos teocráticos, donde el lanzón monolítico de Chavín o el símbolo serpentiforme en la Fortaleza de Kuelap, marcaba una forma de ordenamiento y control social, basada en la legalidad proporcionada por los sacerdotes, y materializada en la fe y la creencia. Un Estado más avanzado, fue la cultura Mochica y Chimú, con una estructura de poder basada en el guerrero, legitimado por un conjunto de seguidores, que institucionalizaban el poder del guerrero. Eso permitió, por ejemplo, la construcción de los canales de regadío. Un Estado inicial, permitió manejo de la gente y la fuerza laboral, para llevar agua a las tierras desérticas del Perú norteño de esa época.

La consolidación de ese Estado primigenio, se da con los Incas. Un Estado mucho más estructurado, con un liderazgo que va más allá del ámbito religioso o militar. Un Estado con instituciones, un Estado con una jurisprudencia enmarcada en el Ama Sua, Ama Llulla y Ama Quella. Un Estado con un Qhapaq Ñan, que une a los pueblos para legitimar un territorio: el Tawantinsuyo. Un Estado que consolidó una memoria colectiva en base a sus normas y mitologías.

La irrupción abrupta con la invasión española, hace aparecer un nuevo Estado. Un Estado con orígenes foráneos, que rompe el proceso de consolidación de nuestro Estado originario. Un Estado basado en la cruz y la espada, un Estado con génesis de una Europa decadente como era España en ese momento. Un Estado impuesto a la fuerza, sobre un territorio, instituciones y una memoria colectiva ya construidas. La Colonia y el Virreinato, significó la consolidación de un Estado foráneo; con instituciones y leyes construidas desde fuera, sobre un territorio diverso y distinto.

¡Aquí nace el Estado débil y desestructurado que hoy tenemos! La República solo significó pasar el poder de un grupo de élite y sectario español, con privilegios; a los criollos (sus hijos y nietos); un grupo (los criollos privilegiados) que no quisieron ser gobernados y que mantuvieron las instituciones y leyes de sus antecesores sobre un territorio que no respondía a ese Estado.

Esta es la historia sucinta de nuestro Estado Peruano. Hoy, ahorita, nuestro Estado demuestra esa debilidad heredada, con marchas en las calles y la lucha intestina entre dos instituciones: el Ejecutivo y el Legislativo. Tenemos un Estado anacrónico con su territorio y sus diversas culturas ciudadanas. Tenemos un Estado desarticulado, construido “mirando a Europa o EEUU, e invisible a sus pueblos rurales andinos y amazónicos”. Un Estado con tentáculos de corrupción. Un Estado que, a pesar de esa debilidad, está afrontando una pandemia y vemos las consecuencias de esa debilidad estructural: alta tasa de mortalidad, hospitales desbordados, economía con un colapso histórico, etc. Mientras esto sucede, el Estado, sus instituciones y la ciudadanía peleándose en las calles, un Estado débil y desestructurado, más dividido que nunca, camino al bicentenario ¡LAMENTABLE!

El nuevo y esperanzador Estado, necesita de un cambio sistémico y generacional, necesita de una nueva política y POLÍTICOS; necesita de una ciudadanía más comprometida con sus pueblos y su historia. El nuevo estado necesita de cada uno de nosotros para ser fuerte y articulador. ¡AHÍ EL GRAN RETO!

EL OMBLIGO DEL MUNDO ARDE

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Sin categoría

El Perú ha sido bendecido con ingentes recursos ecológicos, y es hoy considerado como uno de los países con mayor biodiversidad y ecosistemas en el planeta. Su geografía permite la presencia de diversos microclimas tanto es así que, de las 117 zonas de vida reconocidas en el mundo, 84 se encuentran en el Perú, donde albergan aproximadamente 25 000 especies de flora y 5 000 de fauna. Sus cordilleras y bosques, producen agua que discurre a través de ríos y sostiene a poblaciones enteras que necesitan de los ríos para cultivar sus chacras, producir energía, criar animales, pescar; en suma, vivir.

Pero lamentablemente, con mucha impotencia observamos perplejos como los bosques y cerros en nuestro país se vienen quemando y destruyendo por la insana idea de que atraerán las lluvias. Desde Cusco hasta Amazonas, en todo el país, todos los años sufrimos esta irracional práctica humana, con las consecuencias conocidas: muerte de personas, animales, plantas y destrucción del medio ambiente.

Se espera que las autoridades regionales y locales del Cusco, y regiones del sur, estén debatiendo y poniendo en agenda, el tema ambiental y sus políticas de estudio, conservación y planes de contingencia. Manifestarles que construir una región NO solo involucra fierro y cemento, también está el aspecto de conservación, no solo de los bosques y cerros, y su fauna silvestre que guardan, muchas de ellas en procesos de extinción; sino también, porque esta quema de bosques viene afectando manifestaciones culturales, tal como el último incendio forestal que afectó los alrededores de uno de los principales monumentos arqueológicos del país: Sacsayhuamán.

El cambio climático cada día afecta la convivencia humana, los países que más sufren los estragos son justamente aquellos con alta biodiversidad y zonas de vida diversa como el Perú. Por ello es necesario que el Estado implemente y fortalezca políticas para hacer frente a esta problemática. Existen diversas acciones para contrarrestar esta situación de la quema de bosques o incendios forestales, y entre ellas está la expansión de áreas naturales protegidas, la formalización de los territorios indígenas y el derecho a la consulta, la capacitación permanente en materia de protección y conservación; y una nueva y ágil institucionalidad nacional y regional de conservación de bosques, en el actual momento de boom extractivo que vive el país, para contrarrestar la informalidad y conflictos sociales.

Ante esta situación propongo algunas acciones que se deberían realizar para no permitir estos hechos y mitigar los daños que producen:

  • Primero: Los diferentes niveles de gobierno debe tener políticas de estudio, conservación y respeto por el medio ambiente, con un presupuesto asignado a cada acción y actividad a realizar. Si no tenemos eso, estamos navegando entre nubes.
  • Segundo: Las municipalidades deben emitir ordenanzas de conservación del medio ambiente y mecanismos de sanción económica para los que destruyen su entorno ecológico.
  • Tercero: Intensa capacitación en instituciones educativas y comunidades indígenas sobre la importancia del medio ambiente, y las sanciones que existen si se destruye la ecología. Hacer hincapié que la quema de bosques y cerros no atraen las lluvias.
  • Cuarto: Intervención “ex ante” y “ex post” (antes y después), y de manera articulada, de las Fiscalías del Medio Ambiente, Gerencias Regionales de Medio Ambiente, Defensa Civil, Municipalidades, rondas campesinas y otras instituciones; en acciones de conservación, contingencia y/o reparación de daños; y no dejárselos solamente a la Comunidad, a los Voluntarios o a los Bomberos que exponiendo sus vidas afrontan el problema.
  • Quinto: Es necesario un registro catastral de los bosques y cerros, donde justamente ocurre esta catástrofe, y a partir de allí identificar a los actores y dueños de estos espacios, quienes son principalmente los que inician con las quemas. De esa manera se tendría un mejor manejo de las capacitaciones, conservación y sanciones.

Está en nuestras autoridades y nosotros, la ciudadanía, la protección y conservación del hábitat, la convivencia equilibrada en nuestro hogar. ¡No más bosques y cerros humeantes, no son chimeneas; cuidémosla porque son la vida misma!

¡Quemas tus bosques, destruyes tu hogar!